Casos increíbles de narcotráfico

Tengo un amigo que es abogado de profesión, graduado hace más de 20 años en la Universidad Central de mi país, experto en derecho mercantil, director del departamento jurídico de una empresa transnacional que se dedica a la comercialización de cauchos para vehículos familiares y camiones de carga; y asesor en el departamento legal en el departamento de créditos internacionales de Unibank.

“…director del departamento jurídico de una empresa transnacional que se dedica a la comercialización de cauchos para vehículos familiares y camiones de carga; y asesor en el departamento legal en el departamento de créditos internacionales de Unibank”

El caso más increíble a nivel judicial por el cual haya pasado este amigo está relacionado con una corporación, la recibió la notificación, por parte de las autoridades del Servicio de Administración Aduanero, de que varios de los contenedores donde se estaban importando cauchos al país, venían de manera evidente en forma de contrabando alijos de cocaína, que según las autoridades superaban los 500 kilos de mercancía ilícita.

Casos increibles de narcotráfico

Pensando que bastaría con la trayectoria de más de 100 años de la corporación y sus operaciones en más de 80 países, cuyas operaciones y tradición, la desligan de cualquier evidencia que la relacionara con el narcotráfico o el lavado de dinero, se daba por hecho que el caso se investigaría por la gravedad de la denuncia y quienes denuncian son los propios funcionarios del Sistema de Administración Aduanera, en pocos días se entregaría la totalidad de la mercancía que había quedado detenida como parte del contrabando, y se abrirían las investigaciones de quién y cómo, logró colocar este cargamento dentro de las torres de cauchos, que venían en el interior de los contenedores, obviamente un fuerte cartel del narcotráfico Mexicano, ya que la mercancía objeto de la importación tenía como puerto de embarque Ciudad de México.

Nada más lejos de los acontecimientos venideros, las autoridades antidrogas y el ministerio público del país objeto del contrabando, imputaron directamente a la corporación, deteniendo a varios de sus directivos en el país y allanando galpones y oficinas administrativas, en la torre que poseía la compañía en la capital de la nación, no solo actuamos todos los trabajadores del departamento legal de la compañía, sino que se contrataron los servicios de un bufete experto en derecho aduanero y otro experto en casos penales, ya que para nosotros la situación se estaba saliendo de control.

Se realizaron comunicados en prensa, con testimoniales de muchos de los empleados dando fe, del manejo intachable y espíritu de familia que reinaba por toda la corporación a nivel mundial, que tan equivocado o cuáles podrían ser los motivos para que un gobierno cometiera semejante error, involucrando y desacreditando a una de las corporaciones más reconocidas del planeta, con un caso de narcotráfico burdo y barato, es demasiado simplista imaginar a la empresa más grande en la venta de cauchos del globo terráqueo, colocar drogas en el interior de algunos contenedores enviados a un país suramericano, que a lo lejos no es un mercado consumidor como los propios Estados Unidos o Europa.

Fue solo hasta que la situación se había tornado irresistible e impredecible, para la estabilidad de la corporación en sí misma, cuando el presidente del país donde se encuentra la sede principal de la empresa, conversó directamente con el presidente del país donde inició la denuncia y el conflicto contra Cauchos Buen Año CO, y la investigación tomó los rumbos adecuados y la seriedad que desde un comienzo debió tener un caso de tan alta trascendencia.

narcotráfico, lavado de dinero, contrabando, denuncia